By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

7 razones por las que no deberías usar papel aluminio en tu cocina

Desde su masificación a mediados del siglo pasado, el papel aluminio ha sido uno de los materiales más utilizados en las cocinas de todo el mundo. Ideado inicialmente para propósitos industriales de aislamiento, empaquetado y transporte, este papel ahora se encuentra fácilmente en los supermercados y la gente lo usa para envolver y cocinar alimentos, e incluso para cubrir el interior de hornos y los alrededores de las hornillas en las estufas con la creencia de que así los protegen. Sin embargo, esto no es del todo cierto, por lo que aquí te presentamos 7 razones por las que no deberías usar papel aluminio en tu cocina.

1. Puede ser malo para tu horno

Muchas personas creen que forrar el interior del horno con papel aluminio, lo protege de suciedad y depósitos de grasa, pero esto puede ser contraproducente. Si el horno es de gas, puede interferir con la llama y las corrientes de aire, ocasionando que los alimentos no se cocinen bien o que los componentes del horno se dañen. Lo mismo ocurre con los hornos eléctricos, pues el calor reflejado por el papel puede afectar sus partes. La parte más peligrosa para forrar con papel aluminio es el fondo del horno, donde está la fuente de calor, porque pudiera incluso derretirse.

2. Puede provocar accidentes en la estufa

¿Forras los alrededores de las hornillas con papel aluminio para mantener tu estufa limpia? Esta es una costumbre extendida en muchas partes, pero la verdad es que puede ser peligrosa. En primer lugar, si está mal colocado, el papel puede obstruir las salidas de gas, lo que puede afectar los componentes de la cocina y dañarlos, además de afectar la correcta cocción de los alimentos. Y si tu estufa es eléctrica, la hornilla puede quemar el papel y derretirlo, dañando así la superficie. Ahora, lo más peligroso es cuando la cocina es a gas y este combustible se queda acumulado debajo del papel, generando riesgos de incendios.

3. Puede afectar tus alimentos

Algunos estudios señalan que el uso de papel aluminio para cocinar puede aumentar el nivel de aluminio de los alimentos. Aunque no existe todavía evidencia irrefutable de que el uso de papel aluminio aumente el riesgo de alguna enfermedad, es mejor prevenir cuando se trata de introducir este metal a nuestro organismo. El cocinar alimentos ácidos, como tomate y col, a altas temperaturas, parece incrementar el nivel de aluminio que se traspasa a la comida.