By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

8 trucos para eliminar el olor del pescado en tu hogar

Incluir más pescado en tu dieta y en la de tu familia siempre es una buena idea, porque es una de las mejores proteínas que existen. Sin embargo, no es un secreto que prepararlo puede resultar engorroso, especialmente cuando se trata de los olores que quedan en tus manos, en los utensilios y en tu hogar. Es un aroma persistente que muchos consideran difícil de quitar. Pero, por suerte, no es así. Acá te presentamos 8 trucos que te ayudarán a minimizar y eliminar los olores molestos al cocinar tus pescados favoritos.

1. Remoja previamente el pescado

El primer paso que puedes dar es lavar el pescado crudo con agua fría para eliminar cualquier bacteria y restos de trimetilamina, la enzima que causa ese característico olor. También puedes remojar el pescado en leche o en agua con limón por 20 minutos antes de cocinarlo. Esto actúa en contra de los microbios y minimiza el olor sin afectar el sabor. Y recuerda: mientras más fresco esté el pescado, menos oloroso será, así que asegúrate de no comprar piezas que puedan estar “pasadas”.

2. Mejora la ventilación

Antes de cocinar, cierra las puertas de todas las habitaciones y baños. Pero, por el contrario, abre todas las ventanas de tu cocina (y de las áreas cercanas, como el comedor y la sala). Si tienes, enciende también los ventiladores de techo y el extractor de humo de la estufa. Todo esto ayudará a que el aire circule mejor y los olores fuertes salgan hacia el exterior y no entren a las habitaciones. Deja todo abierto mientras cocinas y al menos una hora después.

3. Prepárate para limpiar rápido

Así como tienes las especias, vegetales y utensilios de cocina a la mano, ten cerca también todo lo necesario para limpiar mientras avanzas en tu preparación. Lava cada utensilio, tabla, sartén, olla o bandeja de ya no vayas a utilizar más, y bota cualquier plástico, empaque o envase en el que estaba el pescado, así como restos (vísceras, escamas, espinas, etc.), en un contenedor fuera de tu casa. También limpia las superficies de la cocina. Sí, es una tarea tediosa, pero créenos, eliminarás una gran parte de los olores de esta forma.