By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

10 trucos para que tus piernas se vean perfectas

Se viene el verano, y con el clima más cálido llega el momento de desempolvar los shorts, faldas y vestidos. Esto también significa que es hora de darle un poco más de cariño a nuestras piernas para que puedan lucir lo mejor posible, independientemente de nuestra talla. Acá te damos 10 consejos que te ayudarán a que la piel de esta área se vea perfecta, tanto en esta temporada como en cualquier momento del año.

1. Exfolia la piel en seco

Las células de piel muerta en la superficie de tus piernas pueden hacer que estas se sientan ásperas y evitar que cualquier hidratación que te apliques no logre su cometido. Por esto, el primer paso siempre será exfoliar tus piernas. Debes hacerlo en seco, antes de ducharte, con un cepillo de cerdas suaves o algún exfoliante químico cosmético especializado, como los que tienen ácido glicólico o ácido láctico. Si tienes pensado afeitarte o depilarte, exfolia varias horas antes.

2. Scrubs para las zonas más ásperas

Mientras que para el resto de la piel de las piernas son más recomendables los exfoliantes químicos (como los mencionados arriba) que los exfoliantes físicos, te aconsejamos que pruebes estos últimos en las rodillas y talones, que son notoriamente más ásperos y secos. Elige exfoliantes granulados, conocidos como “body scrubs” con base aceitosa. Aplica unos minutos después de que hayas entrado a la ducha, para que la piel esté más suave y los ingredientes puedan penetrar mejor para remover las células muertas. Enjuaga bien.

3. Elige una buena afeitadora

Si te decides por el afeitado, no uses cualquier afeitadora. Lamentamos decir que esto es algo en lo que no deberías escatimar, porque los resultados que te dará una maquinilla de buena calidad son incomparables. Elige una que tenga al menos tres hojillas para minimizar la cantidad de pasadas y darte un afeitado más al ras. Que tenga bandas hidratantes también es esencial. Esto ayudará a evitar irritaciones. Recuerda cambiarla regularmente.

4. Crema para afeitar, no jabón

Olvídate de seguir afeitándote con jabón común. Recuerda que el jabón limpia, no suaviza, así que esto más bien hará que tus vellos estén más quebradizos y será más difícil lograr una afeitada realmente al ras. Las cremas y geles para afeitar existen por una razón: suavizar el vello y facilitar que la afeitadora llegue más cerca de la superficie de tu piel. Elige cremas con vitamina E, aceite de oliva, lanolina o avena entre sus ingredientes.