By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

10 trucos para que tus piernas se vean perfectas (2 de 3)

5. Usa un gel de baño hidratante

Bien, en este punto, ya exfoliaste y lograste un afeitado perfecto con una buena maquinilla y una crema para afeitar hidratante. ¿Vas a dañar todo el trabajo enjabonándote con un jabón común que reseque tu piel? No es la idea. Opta por geles de baño, llamados “body wash”, que sean hidratantes con aceites naturales como de coco, almendra o argán. Este consejo no es solo para tus piernas: estos geles son excelentes para todo el cuerpo.

6. Aféitate en la noche

Cuando duermes, tu temperatura corporal aumenta y esto causa una ligera inflamación que afecta también la piel de tus piernas. Si te afeitas a primera hora, esa piel inflamada estará cubriendo algunos milímetros de tus vellos y no lograrás un afeitado verdaderamente al ras. A medida que pasa el día, la piel se va desinflamando y rápidamente aparecerán los temidos “cañones”. Si te afeitas en la noche lograrás la afeitada más al ras posible. Además, le darás varias horas a la piel para recuperarse. Recuerda que lo peor que puedes hacer es afeitarte y salir directo al sol. Solo lograrás enrojecimientos o irritaciones.

7. Hidrata al salir de la ducha

No esperes mucho después de ducharte para aplicarte tu crema hidratante. Es más, no debería pasar ni un minuto, y mejor si lo haces con la piel todavía ligeramente húmeda. Lo que buscas es atrapar la humedad dentro de tu piel por más tiempo, y para eso necesitas cremas ricas en ingredientes especiales como manteca de karité, ceramidas, vitaminas o, lo mejor, ácido hialurónico. Este componente retiene hasta 1.000 veces su peso en agua, así que es ideal para la piel seca de las piernas. Y no omitas este paso, aunque tengas la piel grasa. Aun así, necesitas hidratar.