By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

Los 7 mejores consejos para hacer churros en casa

Advertisement

Solos, espolvoreados con azúcar o bañados con dulce de leche o chocolate, junto a una bebida caliente. Los churros son muy populares en casi toda Latinoamérica, sobre todo en México y Argentina, así como en España y Portugal, donde se cree que tuvieron su origen. Con forma de lazos o de bastones, son vendidos principalmente en “churrerías” callejeras para el desayuno o la merienda, pero también pueden hacerse en casa. Sin embargo, no te engañes: el hecho de que requieran de pocos ingredientes no significa que sea extremadamente sencillo prepararlos. Acá te presentamos, en primer lugar, una receta fácil, y después podrás leer 7 consejos que te ayudarán a que te queden perfectos.

 

 

Ingredientes (8 personas aprox.)

  • 250 gr de harina de trigo
  • 250 gr de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite suficiente para freír

Preparación

– Calentar el agua con la sal en una olla.

– Cuando comience a hervir, agregar de golpe la harina e integrar con una cuchara de madera.

– Sacar la masa de la olla, transferirla a un bol y amasar hasta que esté compacta y pegajosa.

– Introducir la masa en una churrera o manga pastelera con boquilla en forma de estrella.

– Sobre un paño, ir haciendo las porciones de churros, en forma de bastones o lazos, y dejar que se enfríen completamente.

– Freír las porciones en abundante aceite a fuego medio.

– Retirar y colocar sobre papel absorbente. Espolvorear con azúcar, canela o con lo que se desee.

 

 

1. La importancia de la churrera

Sí, necesitas una churrera. Este instrumento permite que la masa compacte bien y no queden bolsas de aire, lo que puede hacer que los churros estallen cuando se están friendo. En el mercado puedes encontrar varios modelos, con diferentes precios, pero en general no son costosas. Si decides aventurarte con una manga pastelera, haz todo lo posible por compactar bien la masa dentro de la manga. Los resultados no son iguales y hay más probabilidades de un par de churros estallando (ten muchísimo cuidado, porque es peligroso), pero a mucha gente le ha funcionado.

 

 

2. Todo sobre el aceite

Utiliza un aceite de buena calidad para freír los churros. El aceite de oliva virgen es ideal, pero si buscas un poco más de economía, también puedes elegir de girasol. Recuerda que debes usar abundante aceite, lo suficiente para que “naden” en el él y los manipules lo menos posible al darles vuelta. Además, así se cocinarán de forma uniforme. El aceite debe estar caliente, pero no excesivamente caliente, porque entonces se dorarán por fuera pero quedarán crudos por dentro. Deberían tardar unos tres minutos en dorar. Y recuerda: no llenes la sartén con churros. Haz tandas de pocos a la vez, porque muchos afectarán la temperatura del aceite.