7 factores que debes tener en cuenta al elegir un helado para cuidar tu salud

Con la llegada del verano y el aumento en las temperaturas, es normal que sintamos ganas de consumir comidas refrescantes, y los helados suelen ser una de las opciones preferidas. Sin embargo, si optamos por los ultraprocesados que solemos encontrar en los supermercados, nuestro cuerpo puede sufrir las consecuencias. Son sumamente dulces, por lo que al final no ayudan realmente a calmar la sed, y con una sola ración pudiéramos sobrepasar la cantidad máxima de azúcar recomendada por la Organización Mundial de la Salud (25 gramos). Entonces, ¿debemos evitarlos? No, solo hay que saber cómo elegirlos. Aquí te contamos qué debes tener en cuenta.

Homemade Ice Cream Recipes, Food, Tableware, Ingredient, Recipe

1. Mejor caseros

Primero lo primero: siempre será mejor consumir un helado hecho en casa, con fruta natural triturada y congelada, quizás agregando leche, agua de coco, cacao sin azúcar, frutos secos o solo agua. El yogurt también es excelente. Ahora bien, recuerda que acá nos enfocamos en la calidad de los ingredientes. Un helado casero elaborado con plátano, cacao y mantequilla de cacahuate, sin azúcar (o con endulzantes tipo estevia), será una mejor opción que uno ultraprocesado de la tienda, que contiene químicos y conservantes, pero sigue siendo un postre calórico, así que hay que comerlo con moderación. Si la cocina no es lo tuyo, sigue leyendo los siguientes consejos.

Ice Cream Flavors, Food, Ingredient, Recipe, Cake decorating

2. Verifica la calidad

El problema de los helados ultraprocesados es que, además de azúcar, tienen otros ingredientes como lactosa, gluten, caseína, aceites, jarabe de glucosa, conservantes, colorantes y potenciadores de sabor. Por esto, no son considerados un alimento saludable. Sin embargo, hoy en día es posible encontrar marcas que producen helados más puros, libres de químicos, bajos en caloría y con ingredientes naturales. Incluso hay con leche fresca e ingredientes orgánicos. La clave aquí es no comprar el primer helado que veas en el mostrador: lee las etiquetas, y mientras más corta, simple y natural sea la lista de ingredientes, mejor.

People Eating Ice Cream, Food, Smile, Hand, Facial expression, Ice cream cone, Happy, Gesture

3. La textura es importante

Aunque parezca un dato extraño, la textura es la mejor señal de la calidad y el proceso de fabricación de un helado. Esto se debe a que el tamaño del cristal de hielo indica cuán fino es el helado. Si los cristales son muy notables, el helado no es de buena calidad. En general, un buen helado tiene una consistencia suave, lisa y cremosa. Debería derretirse lentamente y no “volverse agua” de la nada. Si se derrite muy rápido en la boca y sientes texturas arenosas o ásperas, evítalo.

Ice Cream, Food, Ingredient, Recipe, Cuisine

4. Cuidado con el azúcar o endulzante

Si bien incluso el más natural de los helados tendrá azúcar porque ingredientes como la leche y las frutas la contienen de forma natural, en el caso de los helados industrializados este punto es crítico, porque la mayoría tiene cantidades exageradas (algo que hacen muchas marcas para “disfrazar” el uso de ingredientes de mala calidad o aditivos químicos). En general, prefiere aquellos que en su etiqueta indiquen como máximo 30 gramos de azúcar por cada 100 gramos de helado. Mejor si es menos de 20 gramos. También existen opciones endulzadas con eritritol, monk fruit o estevia, que técnicamente son mucho más saludables, pero pueden causar problemas como inflamación y gases en algunas personas. Prueba qué sirve para ti.

Tillamook Ice Cream Advertisements, Food, Nose, Photograph, Ice cream cone, Eyelash, Green, Jaw, Smile, Pistachio ice cream, Sorbetes

5. La grasa también cuenta

Según la Organización Mundial de la Salud, el consumo promedio diario de grasa saturada no debería sobrepasar los 20-25 gramos. Una porción de 100 gramos de helado ultraprocesado puede tener entre 6 y 10 gramos de grasa saturada, lo que representa casi la mitad de esa recomendación. Pero, y esto es importante, recuerda que no toda la grasa es mala. Ten cuidado con los helados que dicen que son muy bajos en grasa o con cero grasa, porque usualmente son demasiado “ligeros” y no te llenarán, lo que puede hacer que comas de más. Una buena regla general es que en la etiqueta indique 4 gramos de grasa saturada o menos por cada 100 gramos.

Gelato, Food, Ice cream cone, Sorbetes, Ingredient, Ice cream

6. Aprovecha los lácteos

Los helados de fruta y agua, como los sorbetes, por ejemplo, son excelentes para refrescarse y son bajos en grasas y calorías (además de muy fáciles de preparar), pero no subestimes el poder de un buen helado lácteo, siempre que no sea ultraprocesado como lo hemos indicado arriba. Los helados elaborados con leche o yogurt tienen algo de proteína, así que te satisfarán por más tiempo que los que son a base de agua. También son una fuente de calcio. Al revisar la etiqueta, verifica que tenga unos 150 mg de calcio por cada 100 gramos.

Ice Cream, Food, Hand, Smile, Tableware, Ingredient, Food craving

7. Cuida la porción

Aunque sigas las recomendaciones anteriores, si te comes 1 litro de helado de una sentada tu salud pagará las consecuencias. Y es que este es, quizás, el consejo más importante: todo se resume a la porción. Acá no podemos darte una medida específica porque todo dependerá de tu nivel de actividad física y requerimientos nutricionales, así que calcula en base a eso. Y es que incluso una porción de helado ultraprocesado, lleno de grasas y azúcar, pudiera incluirse como un gusto eventual si llevas un estilo de vida bastante activo y saludable. Si bien hay opciones “mejores”, como las que hemos mencionado en este artículo, la moderación es la clave sea cual sea el helado que elijas.