10 cosas que las parejas felices no hacen

Una relación de pareja, bien sea en noviazgo, unión libre o matrimonio, requiere más que amor para que sea sana y feliz. Existen algunos hábitos bastante perjudiciales que lamentablemente son comunes en algunas relaciones, los cuales pueden generar poco a poco una ruptura, como esa gota que constantemente cae sobre la piedra. Por eso, es necesario poner de nuestra parte y esforzarnos a diario por no cometer alguna de estas 10 cosas que las parejas felices no hacen.

The 7 Habits Of Highly Effective People, Hand, White, Mouth, Eyelash, Smile, Gesture

1. No evitan las conversaciones difíciles

Cuando una relación comienza, es probable que todo sea color de rosa, por lo que tendemos a querer que se mantenga así y evitamos tener conversaciones difíciles, como decirle a tu pareja que algo que hace todo el tiempo te molesta. Pero evitar un conflicto no hará que el problema desaparezca, sino que se irá acumulando hasta que estalles. Así que por muy doloroso que pueda sonar, es necesario establecer límites y reglas, y que la comunicación sea también para hablar de cosas malas.

Happy couple in love staying at home stock photo

2. No guardan resentimientos

Uno de los beneficios del punto anterior es que la comunicación abierta te ayudará a no guardar resentimientos ni “llevar un registro” de los problemas. Conversar, encontrar una solución y seguir adelante es clave. Si sientes que aún no puedes perdonar y olvidar, entonces el problema no está resuelto y deben seguir conversándolo. Pero no te tragues tu molestia y dejes que el resentimiento te consuma. Las parejas felices no dejan que las peleas y el enfado duren mucho. Recuerda que ustedes son un equipo y deben esforzarse por llegar a compromisos.

Love Boyfriend, Smile, Hand, Dress, Flash photography, Plant, People in nature, Happy, Gesture

3. No asumen

Eso de leerle la mente a la otra persona déjaselo a los supuestos adivinos y mentalistas. La única manera de saber qué piensa tu pareja, o de que tu pareja sepa qué piensas tú, es hablando. Las relaciones felices se basan en saber comunicar las necesidades y sentimientos de cada quien. Así que no importa cuán fuerte sientas que es tu conexión con tu pareja, no esperes que sepa que justo en ese momento no te apetece cocinar y que mágicamente decida ordenar una pizza por ti. Díganse qué quieren, claramente.

Man and woman resting in bedroom, having fun.

4. No hablan a sus espaldas

Es normal y saludable que tengas a alguien con quien desahogarte cuando peleas con tu pareja o algo te molesta, pero limita los detalles, mucho más si esa persona es parte de la familia. Las parejas felices no “chismean” el uno sobre el otro a sus espaldas, sino que hablan primero entre ellos mismos sobre sus problemas para solucionarlos. Además, limitar la información que compartes con terceros significará menos presión para ellos, sobre todo si son tus hijos. Si el problema es grave y no pueden resolverlo entre ustedes, la mejor opción siempre será acudir juntos a terapia con un especialista, no chismearle todos los detalles a tu cuñada.

Love, Tire, Wheel, Water, Cloud, Sky, People in nature, Human, Flash photography, Happy, Automotive tire

5. No se regañan ni presionan

Hay una fina línea entre pedirle a tu pareja que te ayude a lavar los trastes y regañarle hasta que lo haga. No podemos negar que a veces tener que pedir algo varias veces puede sacarnos de nuestras casillas, pero respira antes de reaccionar, porque entonces estarás regañando, no recordando. Según expertos, cuando las parejas se regañan entre sí se generan diferencias de poder, porque una de las partes siente que puede decirle a la otra qué hacer y qué sentir, o al menos eso es lo que siente la persona regañada. De nuevo, recuerda que son un equipo. Hablen y busquen la forma que mejor les sirva para motivarse a recordar o mejorar algo.

Tendresse Calin Couple, Lip, Hand, Eyelash, Smile, Flash photography, Happy, Comfort, Gesture

6. No se dejan dominar por los celos

Una pareja feliz es aquella en la que las partes se sienten seguras en su relación, así que no hay sentimientos posesivos ni celos. La persona sabe que su pareja está feliz y satisfecha, así que no siente la necesidad de vigilarla o reclamarle amistades, por ejemplo. La posesividad y los celos surgen de las inseguridades personales, y esto debe atacarse en dos frentes: primero, trabajar en esa inseguridad personal, con ayuda de tu pareja o con terapia, y segundo, establecer límites claros para fomentar el respeto. Por ejemplo, aclara desde un principio que cierto día del mes lo tienes reservado para ir de excursión con tus amigos, y tu pareja debería respetar eso.

Catholic Couple, Sky, Smile, Facial expression, Human, Flash photography, Happy, Gesture

7. No se victimizan

Cuando surge una discusión, es común que una de las partes piense que tiene razón y la otra parte está equivocada. Pero las parejas sanas saben que, en casi todas las situaciones, ambas partes tienen responsabilidad, en mayor o menor medida. Así que hacerse la víctima en una pelea no solo es molesto, sino inútil, y bastante perjudicial. Al victimizarte no solo le asignas injustamente toda la culpa a tu pareja, sino que minimizas tu poder de hacer algo para solucionar el problema. El “son un equipo” es esencial en este punto. De nuevo, la comunicación es clave. Nunca asuman y siempre díganse qué quieren.

Beauty, Face, Skin, Smile, Lip, Hairstyle, Shoulder, Facial expression, Mouth, Human, Dress

8. No se olvidan del sexo

Cuando pasa esa caliente etapa inicial de una relación, es probable que las relaciones sexuales se hagan cada vez menos frecuentes. El establecimiento de una rutina, las responsabilidades, los hijos si se tienen, el trabajo, la costumbre… todo eso puede afectar la vida sexual. Esto no significa que el amor se haya acabado, pues hablamos de sexo, no de intimidad o complicidad. Sin embargo, el sexo sigue siendo una parte importante de cualquier relación, así que las parejas felices buscan mantener viva la llama, dándoles prioridad a estos encuentros dentro de la rutina. Llega un punto en el que la espontaneidad está sobreestimada, así que planificar el sexo y otras actividades románticas es, en realidad, beneficioso.

People Drinking, Smile, Hand, Tableware, Human, Flash photography, Drink, Gesture

9. No pasan cada segundo juntos

Tener pasatiempos propios o simplemente saber que puedes hacer cosas por tu cuenta es muy importante en una relación. Tú y tu pareja serán más felices si pueden mantener un poco de independencia y poder ser sus “propias personas” por separado. Esto hará maravillas también en sus conversaciones, porque al no pasar cada momento del día juntos, podrán compartir sus experiencias y sorprenderse. Es difícil salir de la monotonía y mantener la llama viva si se sienten asfixiados o si no se dan la oportunidad de extrañarse, así sea por un par de horas.

Investment, Shirt, Computer, Personal computer, Gesture

10. No descuidan sus finanzas

El estrés financiero puede ser mortal para cualquier relación. Las conversaciones sobre sus objetivos económicos son necesarias para poder tomar decisiones responsables para el futuro. Este tema tiende a ser complicado porque nadie quiere que otra persona le diga qué hacer con su dinero, pero es necesario dejar las cosas claras. Si son novios y eres quien gana más en la relación, o si tu pareja está ahorrando por alguna razón, no planifiques salidas costosas a menos que seas quien pague todo, porque pondrás a tu pareja en una situación difícil. En el caso de los matrimonios la comunicación financiera es mucho más importante, porque es la estabilidad del hogar la que está en juego.