By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

10 frutas que son confundidas por vegetales

En la cocina, la gente tiende a clasificar los vegetales y frutas según su uso: si es salado es vegetal, si es dulce es fruta. Pero, botánicamente, el tema no es tan simple. Según la ciencia, las frutas provienen de una parte de una planta que tiene semillas y que crece como resultado de una flor fertilizada. Además, las frutas suelen tener semillas en su interior. Por el contrario, los vegetales y verduras provienen de casi cualquier otra parte de la planta. Teniendo esto en cuenta, acá te mostramos 10 frutas que en realidad serían vegetales, aunque te parezca extraño.

1. Pimiento

Llamado también pimiento morrón o pimentón, seguramente no falta en tu cocina y se lo agregas a guisos, emparedados, ensaladas o incluso lo prepara relleno. Así que también debes saber que cuando lo abres, tiene semillas adentro, y según la botánica, esto hace que sea una fruta. Y es que en realidad los pimientos son más o menos dulces dependiendo del color que tengan.

2. Quimbombó

No solo el quimbombó es realmente el fruto de una planta tropical, sino que además es una de las frutas más nutritivas que existen, porque contiene gran cantidad de fibra, potasio y vitamina C. Las semillas que tiene en su interior también son ricas en nutrientes. Conocido en otras partes como gombo y ocra (okra), el quimbombó es muy versátil en la cocina.

3. Tomate

Quizás el caso más famoso de una fruta confundida con un vegetal. El debate sobre el tomate fue tan importante, que la Corte Suprema de Estados Unidos tuvo que emitir una sentencia en 1893 en la que se aclara que es una fruta, porque tiene semillas en su interior. Si nos basamos en esto, entonces ¿pudiéramos decir que el gazpacho es un zumo, y no una sopa? Creo que lo dejamos a tu criterio.

4. Aceitunas

Científicamente, las aceitunas son una fruta. Más específicamente, una drupa o fruta de hueso, como los duraznos, mangos y ciruelas, porque en su interior contienen una semilla dura. Así que a pesar de su sabor amargo y del hecho de que probablemente siempre acompañen tus reuniones como aperitivo mezclado con embutidos, según los científicos estás comiendo fruta.