By using this site, you agree to our updated Privacy Policy. We may use cookies to give you the best experience on our website and show most relevant ads.

15 bebidas que te ayudarán a perder peso

Para perder peso, la mayoría de los especialistas coinciden en que se necesitan dos cosas: actividad física y lograr un déficit calórico. Esto es último es, para muchos, lo más difícil. Independientemente del tipo de dieta o estilo alimenticio que se desee seguir, el truco es cuidar lo que comemos y recordar que lo que bebemos también cuenta. Muchas bebidas, como las gaseosas regulares y los zumos industriales, están llenas de azúcar, conservantes y químicos. Por eso, acá presentamos 15 bebidas saludables que, gracias a sus diferentes propiedades, pueden ayudarte a lograr tus objetivos.

1. Agua

Empecemos por lo más obvio, necesario y vital: el agua. Muchas personas, sin darse cuenta, no toman suficiente agua, ¡e incluso confunden la sed con hambre! Beber suficiente agua ayuda a que el metabolismo funcione de manera adecuada, mejora los niveles de energía y promueve la sensación de saciedad, ayudando a que comas menos. Si bien la regla general habla de 2 litros al día, esto también depende de tu nivel de actividad física. Escucha a tu cuerpo, pues la sed es la señal natural de que necesitas hidratarte.

2. Café

La cafeína estimula el metabolismo y aumenta los niveles de energía, lo que ayuda a que quemes más grasa y rindas mejor en tus entrenamientos. Diferentes estudios indican que el café también ayuda a disminuir el apetito y, por ende, la ingesta calórica. Pero recuerda, hablamos del café negro, sin azúcar ni crema. Puedes optar por leche descremada o vegetal y edulcorante. En cuanto a la cantidad, cada persona tiene un nivel de tolerancia distinto a la cafeína, pero unas dos tazas al día es, en general, una medida segura.

3. Zumo de pepino, perejil y limón

Aunque estos tres ingredientes son la base de muchas recetas de los famosos zumos verdes, esta combinación es, simplemente por sí misma, muy beneficiosa. Prepáralo licuando medio pepino, el zumo de un limón, un puñado de perejil y un poco de agua. Trata de no colarlo para que aproveches la fibra y no agregues azúcar. Esta bebida es nutritiva y diurética, y está llena de antioxidantes y vitamina B gracias al pepino.

4. Agua con limón

El alto contenido de vitamina C del limón mejora tus defensas, aumenta la absorción de hierro y potencia el metabolismo. No es una bebida milagrosa, pero sí es una opción genial y muy baja en calorías si no te gusta mucho el agua sola y se te hace difícil lograr consumir la recomendación diaria. Puedes simplemente exprimir un poco de limón en una jarra de agua para tener tu propia agua saborizada. También puedes hervir unos tres limones en un litro de agua por unos minutos y tomar una taza caliente en las mañanas.

5. Té verde

Varios estudios han afirmado que beber té verde regularmente se asocia a una reducción de peso y grasa corporal. Esto se debe no solo a sus antioxidantes (que por sí solos aportan muchos beneficios a la salud), sino por su contenido de cafeína y catequina, que potencian la quema de grasas y aceleran el metabolismo. Si bien cualquier tipo de té verde ofrece estos beneficios, el mejor es el matcha, pues es el que tiene la concentración más alta de estos componentes.